Join Our Campaign

media

Community Rallies Against SRP Rate Increase & Tax on Solar

FOR IMMEDIATE RELEASE
Contact: Jeff Gohringer, (202) 454-4573 or jeff_gohringer@lcv.org

February 9, 2015  


Traducción en español abajo

Call on SRP Board to Say, “Sol Not Coal”

PHOENIX, AZ – Over 300 SRP customers and solar energy advocates rallied today outside their private country club to protest the utility’s proposal for an across-the-board rate increase and a tax on rooftop solar. Inside, the utility board of director held their final meeting to receive public comment on the proposal before they vote on February 26th. 

“This rate hike and solar tax is not want customers want. It wouldn’t put Arizona on a path to reduce pollution, improve our health or strengthen our economy,” said Pedro Lopez, director of Chispa, an environmental group that brought over one hundred Latino community members to the rally. “We expect our utility company to be part of the solution to the climate crisis, but SRP is part of the problem.” 

Less than 2% of SRP’s electricity is generated by solar and wind sources. This low investment in Arizona’s most abundant, free and clean energy source has taken a toll on the solar industry in the state. Solar energy jobs decreased by nearly 13% between 2012 and 2013.  With 30% of solar jobs in the state held by Latinos, the Latino community, solar companies and solar advocates are demanding SRP to support, not stifle, what should be Arizona’s greatest asset. 

“SRP’s proposal has not only handcuffed the entire rooftop solar industry, it is trying to strip away choice and free will of all energy consumers within SRP territory,” explains Brandon Cheshire, founder and director of SunHarvest Solar. “There are long-term economic, environmental, and moral imperatives on the table with this decision. For the sake of my children’s future, I hope SRP does the right thing and rejects the proposed rate hike on rooftop solar customers.”

SRP’s claim that it needs more revenue is ringing hollow in the ears of its customers in light of growing criticism of its executives’ pay and benefits. SRP is a political subdivision of the state and is run as a non-profit, but its executives are paid between $150,000-$850,000 annually and have received millions of dollars in tuition reimbursements enabling their children to attend expensive out of state universities. 

Chispa has been holding a number of events and community forums, with information posted online at facebook.com/ChispaAZ. LCV has also released a poll (English | Spanish) conducted by the Benenson Strategy Group showing that 88% of Hispanics in Arizona are concerned about pollution, and 67% of Hispanics in Arizona recognize their utility’s behavior is part of the problem. An astounding 90% of Hispanics in Arizona support utility companies using more clean energy, with 63% strongly supporting that.

Chispa, which means “spark” in Spanish, is a groundbreaking new effort by the League of Conservation Voters to engage Arizona’s growing Latino community in fighting to clean up Maricopa County’s poor air quality and to boost the state’s clean energy economy.

###

LA COMUNIDAD SE MANIFIESTA EN CONTRA DEL INCREMENTO A LA TASA Y EL IMPUESTO SOBRE ENERGÍA SOLAR DE SRP

Llamado a la Mesa Directiva de SRP a Decir, “Sol No Carbón”

PHOENIX, AZ – Más de 300 clientes de SRP y defensores de la energía solar se manifestaron el día de hoy a las afueras de su club de campo privado para protestar la propuesta de la compañía de servicios para incrementar de manera general la tasa y establecer un impuesto sobre techos solares. Dentro, la mesa directiva de la compañía de servicios celebró su última reunión para recibir comentarios públicos sobre la propuesta antes de que ellos voten el 26 de febrero. 

“Este incremento en la tasa y el impuesto en energía solar no es lo que los clientes quieren. No pondría a Arizona en el camino indicado para reducir la contaminación, mejorar nuestra salud o fortalecer nuestra economía,” dijo Pedro Lopez, director de Chispa, un grupo ambientalista que trajo más de cien miembros de la comunidad Latina a la manifestación. “Esperamos que nuestra compañía de servicios sea parte de la solución a la crisis climática, pero SRP es parte del problema.” 

Menos del 2% de la electricidad generada por SRP es con fuentes solares y eólicas. Esta baja inversión en la fuente de energía más abundante, gratuita y limpia en Arizona, ha dañado la energía solar en el estado. Los empleos por energía solar han disminuido en casi un 13%  entre el 2012 y 2013. Considerando que el 30% de los empleos de energía solar en el estado son retenidos por latinos, la comunidad Latina, las compañías de energía solar y los defensores de la energía solar están exigiendo a SRP que apoye, no que reprima, lo que debería de ser el mayor de los bienes de Arizona. 

“La propuesta de SRP no sólo ha atado de manos a toda la industria de techos solares, está intentando eliminar la opción y la liberta de elegir de todos los consumidores de energía que se encuentran en el territorio de SRP,” explicó Brandon Cheshire, fundador y director de SunHarvest Solar. “Existen imperativos económicos, ambientales y morales a largo plazo puestos sobre la mesa con esta decisión. Por el bien del futuro de mis hijos, espero que SRP tome la decisión correcta y rechace la propuesta del alza de la tasa para los clientes de techos solares.”

La afirmación de SRP de que necesita más ingresos suena deshonesto en los oídos de los clientes a la luz de las crecientes críticas de los salarios y beneficios de sus ejecutivos. SRP es una subdivisión política del estado y es dirigida como una organización no lucrativa, pero se les paga a sus ejecutivos entre $150,000-$850,000 dólares anuales y han recibido millones de dólares en reembolsos para matrículas escolares permitiéndoles a sus hijos asistir a universidades muy costosas fuera del estado.

Chispa ha estado llevando a cabo un número de eventos y foros comunitarios, publicando la información en línea en facebook.com/ChispaAZ. LCV también ha dado a conocer una encuesta (Inglés | Español) realizada por Benenson Strategy Group que demuestra que el 88% de los hispanos en Arizona se encuentran preocupados por la contaminación, y un 67% de los hispanos en Arizona reconoce que el comportamiento de su compañía de servicios es forma parte del problema. Un asombroso 90% de los hispanos en Arizona apoya que las compañías de servicios utilicen más energía limpia, con un 63% apoyando esto firmemente.

Chispa, que significa “spark” en inglés, es un innovador nuevo esfuerzo de la Liga de Votantes por la Conservación del Medio Ambiente para involucrar a la creciente comunidad Latina en Arizona en la lucha para limpiar la baja calidad del aire del Condado Maricopa e impulsar la economía de la energía limpia del estado.

###



Powered by Blackbaud
nonprofit software