Misión

LCV construye poder político para la gente y para el planeta.

Ejercemos influencia en políticas, responsabilizamos a los políticos, y ganamos elecciones. Así es como luchamos por un mundo con aire puro, agua limpia, tierras públicas y un clima seguro protegidos por una democracia justa y equitativa.

En el curso de los últimos 50 años, LCV se ha convertido en una potente fuerza política para proteger a nuestro planeta y a todos sus habitantes. Hemos creado un poderoso movimiento a nivel nacional con más de 2 millones de miembros, 30 filiales estatales, y programas de organización comunitaria y de bases en todo el país.

Estrategia de LCV

LCV fomenta el progreso en temas ambientales por medio de la acción. Entendemos que las amenazas para el medio ambiente y la democracia están interconectadas, y que los retos de nuestra nación requieren soluciones políticas. Ganar estas soluciones políticas significa ayudar a la gente para que use su poder en tres ámbitos: ejercer influencia política, responsabilizar a líderes y ganar elecciones.

La excepcional capacidad de LCV para lograr los tres objetivos nos ponen en el centro de la lucha por nuestra Tierra. Nuestros esfuerzos para proteger el medio ambiente e involucrarnos en el proceso político tienen su base en un entendimiento de justicia racial, social y ambiental.

LCV Influye en Políticas

Impulsamos la acción sobre la política ambiental en Washington, DC, y, mediante el Movimiento de Votantes por la Conservación ampliado, en las capitales de los estados de todo el país. Respaldamos soluciones que construyan un futuro donde el aire puro, el agua limpia, y el acceso a tierras públicas no sean un privilegio sino un derecho en todas las comunidades.

Participamos con los defensores del medio ambiente a todos los niveles de gobierno que valoran nuestro apoyo y experiencia. Los legisladores confían y nos valoran, y juntos trabajamos para aprobar y defender políticas que protejan nuestro medio ambiente, limpien nuestras comunidades y garanticen un futuro sustentable.

Fomentamos la participación de millones de personas para que tomen parte en el proceso de diseño de políticas y se comuniquen directamente con líderes y responsables políticos en los temas que son importantes para ellos. Nuestros esfuerzos en las comunidades más afectadas por—y preocupados por—el cambio climático y por los daños ambientales, incluye a jóvenes, personas de color, y comunidades de bajos recursos.

Hacer Responsables a los Legisladores

Desde 1970, la Tarjeta Nacional de Evaluación Ambiental de LCV ha sido la medida estándar para que el público evalúe el historial de votos sobre el medio ambiente de los miembros del Congreso. Brindamos información objetiva con base en datos sobre la legislación ambiental más importante cada año y la votación correspondiente de todos los miembros del Congreso. Los defensores del medio ambiente anuncian sus calificaciones y los medios las utilizan como una medida definitiva de las credenciales ambientalistas de los miembros.

Además, identificamos a actores políticos–dentro y fuera del gobierno–cuyas acciones están perjudicando el medio ambiente y los hacemos responsables por el daño que están causando a nuestras comunidades. Al mismo tiempo, celebramos a los defensores ambientalistas por su trabajo para proteger el medio ambiente. Logramos esto con cobertura mediática o anuncios pagados, asambleas públicas, y mediante otras acciones que movilizan a los electores para que alcen la voz y participen en el proceso político. El resumen a continuación resalta el efecto de nuestra acción:

  • LCV ahora tiene más de 2 millones de miembros en todo el país — un incremento de casi 150% desde el 2012.
  • Desde el 2013, LCV ha logrado la participación de más de 55,000 voluntarios que han hecho llamadas telefónicas, visitado viviendas personalmente, asistido a eventos, y han alzado la voz para lograr acciones a favor del clima.
  • Con poderosos programas de organización comunitaria en Arizona, Colorado, Maryland, y Nevada, Chispa ha tenido un impacto importante en pocos años al aumentar en línea la membresía en LCV de latinos hasta llegar a 280,000 personas, logrando la participación de más de 6,000 voluntarios, y entrenando a cientos de Promotores — líderes locales que organizan en vecindarios, escuelas e iglesias.

LCV Gana Elecciones

Tenemos la firme creencia que elegir a líderes comprometidos que realmente representen a sus comunidades—a todos los niveles de gobierno—es una de las maneras más efectivas de lograr el cambio y de generar avances en el clima y el medio ambiente. Mediante entidades como el Fondo para la Victoria de LCV, el Fondo para la Acción de LCV, y nuestras organizaciones filiales estatales, somos un ingrediente crucial para influir en los resultados de elecciones importantes a todos los niveles.

  • Desde 1994, el Fondo para la Acción de LCV ha ayudado a elegir o reelegir a 73 Senadores y a 330 miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.
  • En el 2018, 84% de los candidatos nombrados a la notoria Docena Sucia de LCV fueron derrotados.
  • En el 2018, el Programa GiveGreen del Fondo para la Victoria de LCV recabó más de $23 millones para los defensores del medio ambiente.
  • Nuestra filial estatal en Virginia ayudó a elegir nuevas mayorías en legislaturas a favor del medio ambiente en el 2019, dando paso a avances políticos importantes.

Trabajamos sin descanso y de manera estratégica para movilizar a los electores y que salgan a las urnas a votar por candidatos ambientalistas y se opongan a los candidatos que no apoyen al medio ambiente. Nos involucramos en contiendas y en lugares donde nuestro trabajo y nuestros temas pueden lograr la diferencia.

Con el poder colectivo del Movimiento de Votantes por la Conservación, tenemos la experiencia y la infraestructura para implementar tácticas electorales vanguardistas y probadas que logran una diferencia comprobable y cuantificable en contiendas de todo el país, desde oficinas locales hasta el Congreso.

Respaldamos y promovemos a candidatos a todos los niveles de gobierno que luchen por políticas a favor del medio ambiente y que mantengan a nuestras comunidades sanas y salvas. Los candidatos aprecian el aval oficial del Fondo para la Acción de LCV como prueba de su liderazgo ambiental, su credibilidad y su viabilidad electoral.

Trabajamos para vencer a candidatos que constantemente defienden a los contaminadores por encima del público mediante programas originales como la Docena Sucia, lo cual envía un mensaje directo a los electores de que su salud y su seguridad se colocarán en primer lugar.

Justicia y Equidad Racial

El cambio climático y otras amenazas al aire puro, al agua limpia, a la salud y a las comunidades saludables no son temas especializados que suceden en un vacío—nuestras estructuras sociales afectan la manera en que se manifiestan estos problemas y quiénes son los que soportan las mayores cargas. Desafortunadamente, por racismo, inequidad, e injusticia, las comunidades de bajos recursos y las comunidades de color cargan con estos problemas de manera desproporcionada. Al mismo tiempo, la acción que podemos tomar para superar el cambio climático presenta beneficios ambientales, sociales, económicos y comunitarios que estamos comprometidos a garantizar para todos.

Al mismo tiempo que creamos e implementamos soluciones para el clima a corto y largo plazo necesarias para nuestra sobrevivencia colectiva, es imperativo que abordemos estas disparidades. He aquí las prioridades de LCV para justicia y equidad racial que esperamos fomentarán una fuerte participación democrática y un movimiento ambiental en comunidades política y geográficamente diversas de todo el país:

  • Garantizar que nuestros esfuerzos para proteger y defender al medio ambiente se basen en un profundo entendimiento de lo que es la justicia racial, social, y ambiental.
  • Procurar que lo que somos y con quienes trabajamos sean un reflejo de nuestra nación en su totalidad.
  • Dar prioridad a la diversidad racial y la inclusividad como valores centrales de LCV.
  • Crear avenidas y oportunidades para el crecimiento para que las comunidades de color participen en el proceso democrático.

Familia de Organizaciones LCV

Fondo para la Educación de la Liga de Votantes por la Conservación (LCVEF) trabaja con colaboradores estatales de LCVEF, que educa al público, los medios, y funcionarios electos sobre temas ambientales claves, busca incrementar la participación de los votantes en el proceso democrático, y moviliza una diversa red de activistas que promuevan políticas ambientales sensatas.

Fondo para la Acción de la Liga de Votantes por la Conservación (LCVAF), el comité de acción política federal (PAC) de la Liga de Votantes por la Conservación, sirve para elegir a candidatos que implementen leyes y políticas ambientales y derrotar a aquellos que impidan el progreso.

Fondo Para la Victoria de LCV (LCVVF) es un comité político que participa realizando inversiones independientes para derrotar a candidatos federales que obstaculicen el camino de un futuro con energía limpia y para elegir a defensores del medio ambiente.

Fondo de Participación Política de LCV (LCVPEF) es una organización política 527 que se centra en realizar labor electoral a nivel estatal en conjunción con LCV’s estatales.